Ejercicios de Kegel: entrenando

Hacer una entrada así era indispensable. Seguro que casi todo el que lea esto habrá oído hablar de los famosos ejercicios de Kegel, pero no sé hasta qué punto tenemos información sobre qué son y para qué sirven.

El señor Kegel fue un doctor que en los años 40 desarrolló una serie de ejercicios para tratar la incontinencia urinaria. Pues bien. Además de servir para eso tambien viene bien después de haber tenido hijos (porque la zona del suelo pélvico se debilita) y para mejorar las relaciones sexuales. En las mujeres, ayuda a tener control sobre unos músculos (los pubococcígeos) que hacen que la vagina pueda contraerse y relajarse, lo que nos permite apretar a voluntad a todo cuerpo que esté en el interior. En los hombres, les da una mayor capacidad de control sobre el momento de eyacular y puede prevenir/tratar la eyaculación precoz.

Creo que igual que se ejercita la gente en los gimnasios deberíamos tener en cuenta que en la zona pélvica también hay músculos que podemos ejercitar para mejorar nuestra calidad de vida. Esto, como todo lo que merece la pena, debe hacerse de una manera constante y progresiva. Lo primero de todo es identificar los músculos que tenemos que entrenar. La manera más fácil de hacerlo es al orinar. Cuando empieces trata de retener el flujo de orina contrayendo los músculos y relaja para que pueda seguir. Esto sólo es para que los localices y puedas empezar a realizar tus ejercicios.

Una vez sabemos qué tenemos que mover vamos a empezar con un entrenamiento sencillo. Nadie tiene porqué saber que lo estás realizando porque no tienes que mover el abdomen, nalgas, piernas ni nada más que los músculos del suelo pélvico. Puedes hacer series en la oficina o en el transporte público. Yo recomiendo guardar al día unos minutos para realizarlo y coger una rutina para que no se nos olvide ya que es muy importante llevarlos al día.

Pasos para practicar los ejercicios:

Vaciar la vejiga.

Contraer los músculos del suelo pélvico y contar hasta diez.

Relajar los músculos del suelo pélvico y contar hasta diez.

Hacer 3 series de 10 para empezar. Si no puedes llegar a contar hasta diez al principio no pasa nada, se va progresando. Intenta aguantar al menos cuatro segundos y luego ve aumentando poco a poco. No es conveniente intentar ir muy deprisa al principio para recuperar todo el tiempo de no haber hecho los ejercicios ya que como cualquier otro músculo puede tener sobrecarga y nadie quiere tener dolores ni molestias en una zona tan delicada ¿verdad?

Sé que es un poco aburrido realizar estos ejercicios así sin más. Cuando empecé lo que hice fue realizarlos de camino al trabajo (en metro) mientras escuchaba música. También lo que puedes hacer para que sea algo más divertido es el ejercicio del ascensor:

La vagina es un tubo muscular con secciones en forma de anillo, una encima de otra. Este ejercicio requiere más concentración que los normales pero ayudar a tener más conciencia de nuestro interior y es muy bueno para fortalecer. Tienes que pensar en tu vagina como si fuera un ascensor que tiene que recorrer varias plantas. Empiezas tirando del suelo pélvico para arriba hasta la primera, aguanta durante un segundo y tira hacia la segunda, y así sucesivamente (normalmente son cinco plantas). Al principio te va a costar subir y te encontrarás con que sólo tienes dos o tres plantas pero poco a poco con los ejercicios irás teniendo más control y descubrirás que también había sección de cosmética y decoración en tu tienda particular. Para mí subir no fue problema cuando empecé pero para bajar eso parecía más la lanzadera que otra cosa.

Si os resulta aburrido y veis que en una semana ya pasáis de hacer los ejercicios os recomiendo el uso de bolas chinas. Sirve para hacer los ejercicios y es un juguete perfecto para calentar motores en pareja.

Mucho ánimo, muchas ganas y a empezar el entrenamiento chicos y chicas!

Anuncios

5 pensamientos en “Ejercicios de Kegel: entrenando

  1. Pingback: Bolas Chinas: todo lo que necesitas saber | El Otro Lado del Sexo

  2. Muy interesante! Estoy en embarazo y me han servido mucho los ejercicios, son para toda la vida. Gracias por ampliar la información es muy útil

    • ¡Me alegro de que te resulte interesante! los ejercicios de Kegel son muy buenos para todas las mujeres pero según tengo entendido para las embarazadas más aún, ya que ayudan a relajar los músculos y que se tenga menos dolor en el parto. Estoy trabajando en un nuevo post sobre bolas chinas que seguro te servirá también.

      ¡Enhorabuena por tu embarazo! 😉 ¡un saludo!

  3. Me ha encantado vuestro post y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

    • ¡Muchas gracias! tengo varios post en la cabeza para ir tratando poco a poco estos temas pero quiero dedicarle a cada parte el tiempo y las ganas que se merecen. Avance lento pero seguro. Realmente pienso también que “lo bueno si breve dos veces bueno”. Encantada de que te pases de vez en cuando a leer, me alegro de que te guste.
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s