Cómo usar las esposas en la cama

Manual de seducción

esposas

Sábanas blancas. Piernas largas con medias negras, liguero y tacones. Horas de juego por delante y unas esposas. ¿Puedes pedir algo más para un día inolvidable?

De vez en cuando tenemos que sorprender a nuestra pareja. Tras un tiempo la rutina se adueña de nuestras relaciones sexuales y pasa a ser un partido que han echado tantas veces en la televisión que ya sabes de memoria cada jugada. Él me toca aquí, primero hacemos esto y acabamos con esa postura tan cómoda que más o menos nos funciona. Eso o los sábados por la noche me veo obligada a dejarle hacer para que no me de la vara. Os lo creáis o no, pasa.

¿No os gustaría darle un poco más de vida al asunto? Sorprender y ser sorprendida es lo que os propongo para este fin de semana tan largo. No es algo que no podáis hacer así que pereza fuera y manos a la obra. Como ya os he dicho al principio los ingredientes son más que básicos. Y si no tenéis unas esposas a mano podéis usar cualquier cosita: un pañuelo empapado en tu perfume favorito, unas vendas de tu botiquín de primeros auxilios o incluso una bufanda, que con este tiempo es lo más propio.

Lo fundamental es que te sientas cómoda, atrevida y sexy. Crea ambiente y dile a tu chico que se prepare para una noche de sexo, amor y nuevas sensaciones. Hazte fuerte en tu papel y sé la dueña de la situación. Debes decirle qué hacer y cómo hacerlo. Seguro que se queda de piedra.

Ponle las esposas, quítale la ropa y ¡a disfrutar! Es un juego de dos en el que ambos podéis poner en práctica lo que más os gusta a cada uno saliendo de la rutina y adquiriendo roles diferentes a los de todos los días. Seducción y pasión. ¿Se te ocurre algo mejor?

Puedes añadir a esta receta un antifaz o algo similar para taparle los ojos y hacer que la sorpresa sea aún mejor. Siempre ten en cuenta las preferencias de tu pareja ya que si sabes que este tipo de cosas no le van lo único que puedes conseguir al ponerlo en práctica es que te pases la noche de morros solita/o en casa.

Ahora que la película se ha montado en tu mente, ¿no te mueres por probar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s